Mesa “Interseccionalizando iniquidades em saúde coletiva: uma questão de raça, gênero e classe”, no auditório do Instituto de Saúde Coletiva (ISC/UFBA)

¿Por qué el acceso a la salud es tan desigual en nuestro país? ¿Y por qué la situación es aún más crítica si eres mujer, negra y pobre? Las discusiones sobre salud relacionadas con el género, la raza / etnia y la clase social ganaron espacio en el Congreso de Investigación, Enseñanza y Extensión de la UFBA 2019, celebrado del 29 al 31 de octubre en la Universidad Federal de Bahía.

La mortalidad materna, uno de los temas principales relacionados con la salud de la mujer, se destacó en la tabla «Interseccionalización de las inequidades en salud pública: una cuestión de raza, género y clase» , celebrada en el auditorio del Instituto de Salud Colectiva (ISC / UFBA), en Miércoles (30). Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Salud, en 2015, el país registró 1.463 casos de muertes causadas por problemas en el embarazo, el parto o hasta 42 días después del embarazo.

Durante el debate, la enfermera y estudiante de doctorado en Salud Pública (ISC / UFBA) Leonildo Silva advirtió sobre el impacto de la raza y las desigualdades sociales en la mortalidad materna o las experiencias cercanas a las madres. Para él, el perfil de las pacientes es bien conocido en cualquier hospital de maternidad del país. «Son las mujeres negras las que están en desventaja en la atención obstétrica, con menos acceso a los servicios de salud y con mayor riesgo de muerte materna».

Entre las dificultades discutidas en la tabla está la barrera que enfrentan las mujeres ante los profesionales de la salud. «Hay racismo y sexismo en las prácticas de atención», señaló la psicóloga Gabriela dos Santos Silva, estudiante de doctorado en Salud Pública en ISC / UFBA. Ella señala al activismo como la principal estrategia de resistencia para enfrentar el racismo en todas las áreas.

La profesora Priscila Coimbra Rocha, de la Escuela de Enfermería de la UFBA, también destacó la presencia mayoritaria de mujeres negras en las unidades del Centro de Atención Psicosocial (CAPS). Para ella, hay un proceso de borrar los problemas que conducen a una mayor vulnerabilidad de esta parte de la población. «¿Qué sucede en las relaciones diarias y la trayectoria de estas mujeres?», Preguntó.

Cáncer de mama

El grupo también discutió las manifestaciones de raza y clase social en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de seno, el tipo de cáncer que más mata a las mujeres en el país. “En Brasil, las mujeres negras son en su mayoría las más pobres. Esta situación provoca cambios frecuentes en la administración del examen que identifica el tumor y el acceso de tecnología apropiada al tratamiento ”, explica el estudiante de doctorado Taynar Pereira (ISC / UFBA), quien está preparando un estudio sobre el tema.

Debate “Desigualdades, acesso e utilização dos serviços de rastreamento do câncer de mama na Bahia”, no auditório do ISC/UFBA

El tema también fue la agenda de la mesa «Desigualdades, acceso y uso de servicios de detección de cáncer de mama en Bahía», que tuvo lugar el miércoles por la tarde (30), en el auditorio de ISC / UFBA. “Si, por un lado, la incidencia es más frecuente en los países de altos ingresos, la mortalidad es mayor en los países de bajos y medianos ingresos. Y este es el resultado de muchas desigualdades sociales, lo que demuestra que es necesario tener, además del diagnóstico, un tratamiento temprano también «, dijo la profesora Estela Aquino, investigadora del Programa Integrado de Investigación y Cooperación Técnica en Género y Salud (MUSA) de ISC / UFBA durante la apertura de la sesión.

Desde 2012, el equipo del programa ha llevado a cabo una investigación complementaria al Estudio Longitudinal de Salud de Adultos (ELSA-Brasil), que durante más de diez años ha estado monitoreando la salud de 15,000 empleados distribuidos en seis capitales brasileñas. A través de la base de datos proporcionada por ELSA-Brasil, los investigadores de MUSA tienen la intención de investigar el patrón de uso de los servicios de detección de cáncer de seno entre las mujeres de 50 y 69 años, funcionarias activas y jubiladas que residen en Bahía.

Además del examen de mamografía, investigan la frecuencia de las consultas ginecológicas y el examen clínico de los senos por parte de las participantes. «Las mujeres mayores sin unión matrimonial representan el subgrupo que usa la atención con menos frecuencia y fuera de la periodicidad recomendada», dice la investigadora Ana Clara Campos.

Los datos preliminares de la encuesta muestran que las mujeres morenas con un nivel de educación promedio de 60 a 69 años con niños tienen una consulta ginecológica con más de 2 años de diferencia. Todavía se encuentran entre los más histerectomizados. La cirugía de extracción de útero también fue más frecuente entre las mujeres que se declararon negras, en el mismo grupo de edad y con niños.

«Incluso siendo una población más homogénea, los resultados muestran que existen diferencias sociodemográficas entre las mujeres, como se ve en los perfiles, y hay diferencias entre los grupos en el uso de los servicios de salud», explica el investigador Emanuelle Góes, quien también integra El equipo de MUSA.

La discusión sobre el cáncer de mama se extendió a otras mesas del Congreso UFBA 2019. El jueves (31), la Escuela de Enfermería promovió el debate » Salud reproductiva de las mujeres que trabajan en zonas rurales: no realizar pruebas de detección para el cáncer de mama «. cáncer cervical y de mama ” con la participación de Ana Cleide da Silva Dias, Gabriela Cardoso Moreira Marques, Flavia Karine Leal Lacerda y Silvia Ferreira.

El miércoles (30), el equipo del Instituto de Salud Colectiva coordinó la mesa «Mamografía de detección de cáncer de mama en el Sistema Único de Salud: análisis comparativo entre el interior y la capital del estado de Bahía» , presentada por Elissa Nascimento Cavalcante y coordinado por Karina Araújo Pinto.

Derechos reproductivos

Debate “É pela vida das mulheres: práticas de aborto no Brasil, um debate necessário”, no auditório da Escola de Enfermagem da UFBA

«Es para la vida de las mujeres: prácticas de aborto en Brasil, un debate necesario» fue el tema de la mesa celebrada el jueves (31), en el auditorio de la Escuela de Enfermería de la UFBA. La discusión fue promovida por investigadores del Programa Integrado de Investigación y Cooperación Técnica sobre Género y Salud (MUSA) del ISC / UFBA.

Durante la apertura, la profesora Greice Maria De Souza Menezes presentó datos sobre la frecuencia de abortos en Brasil. La estimación, según el método empleado por el Instituto Alan Guttmacher (AGI), es que cada año se producen entre 900,000 y 1.2 millones de abortos en el país. Otro estudio, utilizado como base para la discusión, preparado por la investigadora Debora Diniz, señala aproximadamente medio millón de abortos causados ​​en Brasil solo en 2015.

Según el profesor, la inexactitud de los números revela el impacto de la criminalización del aborto en estas notificaciones. Ella destaca la violencia verbal, el descuido y la amenaza de llamar a la policía como uno de los principales obstáculos. «A pesar de ser una práctica que ocurre en todas las clases sociales, los casos de muerte prevalecen sobre las mujeres negras, jóvenes (menores de 20 años), con educación primaria y soltera», señala.

La maestra señaló el uso casi exclusivo del legrado, considerado el procedimiento de aborto más agresivo. Mientras tanto, la aspiración intrauterina manual, una técnica recomendada por la OMS y el propio gobierno, solo se ofrece al 5% de las mujeres.

La mesa también abrió espacio para la presentación de trabajos desarrollados por investigadores del Instituto de Salud Colectiva de la UFBA que ayudan a comprender las formas de práctica del aborto en Brasil y el impacto en la vida de las mujeres. El primero trae experiencias de aborto realizadas en clínicas privadas en el noreste de Brasil. «Descubrimos que hay diferentes clínicas y diferentes tipos de atención brindada por los médicos en estos servicios privados, pero sin ninguna garantía de seguridad debido a la ilegalidad del aborto», señaló la investigadora Paloma Silveira.

El otro estudio, presentado por el investigador Emanuelle Góes, también muestra que las mujeres negras se encuentran en contextos menos favorables para la continuidad del embarazo y tienen mayores dificultades personales para buscar atención y acceso a la atención hospitalaria para una atención postaborto efectiva.

La discusión de la mesa se amplió con la presencia de la defensora pública federal Charlene Borges, quien presentó las bases legales y los avances en el tema. En agosto, la Corte Suprema Federal abrió para consulta pública el Acuerdo de Preceptos Fundamentales (ADPF) 442. La solicitud es para la exclusión de los dos artículos del Código Penal que penalizan el aborto y la legalidad de la práctica hasta la duodécima semana de gestación. . Actualmente, el aborto solo está permitido en el caso de mujeres que amenazan la vida, cuando el embarazo es resultado de una violación o si el feto es anencefálico.

Los derechos reproductivos también se dictaminaron en otras mesas del Congreso UFBA 2019. El miércoles (30), la Facultad de Derecho promovió la mesa “ Responsabilidad civil y aborto: un análisis crítico de la compensación por daños morales y materiales en casos de aborto. sin el consentimiento de uno de los padres ” , coordinado por Ana Luiza Pinheiro Flauzina y presentado por Luana De Almeida de Aquino.

El jueves (31), la Escuela de Enfermería abrió el espacio para el informe de la experiencia del curso corto «Legalización del aborto: un problema de salud pública», celebrado en la ciudad de Barreiras. La mesa fue coordinada por Silvia Ferreira y presentada por Paula Vielmo.