«Es un medicamento que se toma todos los días y ayuda a prevenir la infección por VIH. Bien hecho, muy poco «. Así, de manera relajada, la inteligencia artificial que Amanda Selfie explica al usuario de Facebook sobre la profilaxis de preexposición al VIH, la llamada PrEP. El primer robot de travestis en Brasil, como se presenta a sí mismo, es una estrategia de comunicación utilizada por el equipo del proyecto PrEP 15-19, cuyo objetivo es prevenir el virus del VIH entre los adolescentes homosexuales, hombres que tienen sexo con hombres ( HSH), travestis y mujeres transexuales de 15 a 19 años, en las ciudades de Salvador, Belo Horizonte y São Paulo.

El espacio PrEPara Salvador trabaja en la Casão da Diversidade, Pelourinho.

En el estado de Bahía, el proyecto se denominó PrEPara Salvador y opera en el «Casarão da Diversidade», ubicado en Pelourinho, el centro histórico de la ciudad. El estudio está financiado por Unitaid, una organización internacional que invierte en innovaciones para prevenir, diagnosticar y tratar el VIH / SIDA, así como otras acciones de salud. Es el primer estudio en América Latina que busca demostrar la efectividad de la PrEP entre adolescentes y jóvenes.

Desde 2018, la profilaxis está disponible de forma gratuita por el SUS para los mayores de 18 años. «Ya sabemos que la PrEP es efectiva para los adultos. Según el estudio, su protección contra el VIH alcanza el 98% si se usa correctamente, es decir, si se respeta la ingesta diaria de la tableta «, dice Inês Dourado, profesor del Instituto de Salud Colectiva de la UFBA, que lidera el proyecto aquí en Salvador, además de ser el representante de las tres ciudades ante la agencia financiadora Unitaid y la Organización Mundial de la Salud (OMS). El estudio también está coordinado en la ciudad por los Profesores Laio Magno, de la Universidad Estatal de Bahía (Uneb), Luís Augusto da Silva, del Instituto de Humanidades, Artes y Ciencias, Profesor Milton Santos (IHAC / UFBA) y Marcelo Castellanos, también del ISC / UFBA.

VIH en números

En los últimos años, la epidemia del virus del VIH ha puesto obstáculos en el control del SIDA en Brasil y desafía a los investigadores a diseñar estudios que busquen estrategias de prevención cada vez más efectivas. Según la Secretaría de Salud del Estado de Bahía (Sesab), en 2018 se diagnosticaron 2,714 casos de VIH en Bahía. De estos, aproximadamente el 41% solo en Salvador (404 casos).

Y mientras que, por un lado, hay una disminución considerable en el número de muertes por SIDA en el país, que se logra a través de tratamientos cada vez más efectivos, existe una creciente infección de VIH en todo el país entre los jóvenes. Los datos del Ministerio de Salud muestran que la cantidad de personas que viven con el VIH ha aumentado más del 700% en 10 años (2007-2017) entre las personas de 15 y 24 años.

El riesgo también es mayor en ciertas poblaciones clave para la epidemia, como hombres que tienen sexo con hombres (HSH), travestis y mujeres transgénero, así como trabajadores sexuales y personas que usan drogas debido a contextos de vulnerabilidad. Se basa en este escenario que el proyecto pretende actuar. «Nuestro desafío es llegar y reclutar a los jóvenes que representan a la ciudad de Salvador en toda su diversidad, no solo sexual sino también socioeconómica», explica Inês Dourado.

Solo una tableta

Desde abril de este año, cuando comenzó a funcionar en Salvador, el proyecto ya ha logrado la adhesión de 40 jóvenes. El objetivo del estudio es llegar a 400 participantes en la ciudad en dos años. Para garantizar la prevención, deben tomar una tableta que contenga dos antirretrovirales: tenofovir + emtricitabina diariamente. Esta combinación de medicamentos, aprobada en los Estados Unidos en 2004, ya se usó en el tratamiento del virus del VIH para personas infectadas. En 2012, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) anunció que también se aprobó como una píldora preventiva para las personas que no están infectadas, es decir, como profilaxis previa a la exposición (PrEP).

Inês Dourado, docente ISC / UFBA y coordinadora de proyectos.

Pero antes de comenzar a usar el medicamento, los participantes del proyecto deben cumplir una serie de criterios. Primero, los jóvenes de 15 a 19 años deben estar entre una de las poblaciones clave: gays, hombres que tienen sexo con hombres (HSH), travestis y mujeres transexuales. Además, debe tener un historial de relaciones sexuales sin protección (sin condón) en los últimos seis meses, ha tenido un uso repetido de PEP (profilaxis después de la exposición al VIH) debido a la exposición sexual o se le ha diagnosticado una infección de transmisión sexual. ), aparte del VIH, también en los últimos seis meses. «Para usar PrEP, uno tiene que ser VIH negativo», dice el coordinador.

Un cuestionario psicosocial, consultas de enfermería, pruebas físicas y de laboratorio, pruebas de VIH y evaluaciones médicas están disponibles para aprender, por ejemplo, si sufren algún tipo de fractura renal, hepática o espontánea. «Estos dos antirretrovirales, en una sola pastilla, tienen muy pocos efectos secundarios. Las más comunes son las molestias abdominales y, más raramente, la afectación renal y ósea. Cuando esto sucede, dejamos de usar el medicamento y la persona vuelve a la normalidad «.

Jóvenes sometidos a evaluación médica durante el reclutamiento.

A pesar del enfoque en el control de la epidemia de VIH con PrEP, el proyecto ha obtenido importantes resultados para el diagnóstico y tratamiento de otras infecciones, como la sífilis y las infecciones bacterianas, entre los participantes. El coordinador Inês Dourado destaca el incentivo para usar la carretera como parte de esta actividad. «La estrategia es aumentar las formas de protección contra las infecciones de transmisión sexual, mostrando que hay posibilidades más allá del condón, que se pueden combinar de diferentes maneras y en diferentes contextos», agrega.

Mas amanda

El primer entrevistado de este informe nunca aceptaría participar si no hubiera un bloque exclusivo solo para ella. Fue creado por investigadores de la USP, UFBA, UFMG y Uneb para interactuar con los internautas de Facebook, quienes buscan aclarar dudas sobre el proyecto y también sobre varios temas relacionados con el comportamiento sexual.

Amanda Selfie, la inteligencia artificial del proyecto.

«Esta iniciativa es un lusho, ¿no?», Le dispara a Amanda Selfie en nuestro primer contacto antes de la historia. Además de ser irreverente, el lenguaje utilizado es esencialmente pajuba, un dialecto compuesto de palabras y expresiones de idiomas de África Occidental ampliamente utilizadas por la comunidad LGBT. Al mismo tiempo que la conversación, la inteligencia artificial alimenta el estudio con los datos recopilados, si el usuario de Internet lo autoriza.

Además de Amanda, el proyecto utiliza varias herramientas de comunicación para llegar a la audiencia objetivo del estudio. La divulgación ocurre en fiestas de la ciudad, aplicaciones de citas y, por supuesto, en las redes sociales. «Sabemos que los jóvenes de hoy están usando constantemente estos medios sociales. Así que todo el trabajo se realiza en este sentido «, explica el profesor Inês Dourado.

Y si desea saber más sobre el estudio, o incluso participar en el reclutamiento, simplemente vaya al perfil de Instagram (@preparasalvador) o por teléfono / WhatsApp (71) 99640-9030. También puede chatear con el anfitrión del proyecto en Facebook o la aplicación Messenger en el teléfono. Simplemente ponga «Amanda Selfie» en la búsqueda para que el perfil aparezca a tiempo. Es virtual, pero la información que comparte hace toda la diferencia para saber quién está al otro lado de la pantalla.