Foto: Rovena Rosa/Agência Brasil

Con información de Agência Brasil

Brasil debería registrar alrededor de 625 mil nuevos casos de cáncer por año desde 2020 hasta 2022. La estimación fue publicada ayer (4) por el Instituto Nacional del Cáncer (Inca). Solo entre la población de niños y adolescentes, se esperan 8.460 nuevos casos por año en el mismo período.

La publicación «Estimación de la incidencia de cáncer en Brasil» muestra que el cáncer de piel no melanoma debería seguir siendo el más incidente, con la expectativa de 177 mil casos nuevos por año. Luego, tiene cáncer de próstata, con 66 mil casos cada uno; colon y recto, con 41 mil casos; tráquea, bronquios y pulmones, con 30 mil; y estómago, con 21 mil.

Según Inca, Brasil presenta una disminución en los tipos de cáncer asociados con condiciones socioeconómicas desfavorables. En algunas regiones, sin embargo, los hechos persisten. Este es el caso del cáncer cervical en la Región Norte. Mientras que en Brasil este tipo de enfermedad se encuentra en el tercer lugar, en la incidencia entre las mujeres, sin tener en cuenta el cáncer de piel no melanoma, en el Norte es el segundo incidente más importante, solo por detrás del cáncer de mama.

Según el Inca, uno de cada tres casos de cáncer podría prevenirse reduciendo o eliminando factores de riesgo, como fumar y la obesidad. Las actividades físicas, el cuidado con la exposición al sol y la alimentación saludable con frutas, verduras y verduras frescas, evitando los alimentos ultraprocesados, también pueden ayudar a prevenir el cáncer.

Incremento en la estimación

La estimación para los próximos tres años ha aumentado en relación con la última proyección, cuando se esperaban 600 mil casos nuevos por año en 2018 y 2019.

La primera publicación se hace para el trienio. Antes, la proyección se calculaba cada dos años. El cambio se debió a la disponibilidad de información más confiable.

El instituto también calculó la incidencia de la enfermedad en niños y adolescentes. Según el instituto, la mayor incidencia puede ocurrir entre los niños, con 4.310 casos nuevos por año. Entre las niñas, se deben registrar 4.150 casos nuevos. Se espera que la incidencia sea mayor en la Región Sur, seguida de las regiones Sureste, Medio Oeste, Noreste y Norte.

Según el Inca, el recorte para la población más joven permite mejorar la salud pública y las acciones de control de enfermedades en este público. Si se diagnostica temprano y se trata en centros especializados, el 80% de los niños y adolescentes pueden curarse.